INICIO

05 noviembre 2015

II JAZZ FLAMENCO EN RONDA- Fiesta del Ritmo y del vino-crítica

Fiesta del Ritmo 
del vino


La segunda edición de “Flamenco Jazz en Ronda” tuvo por lema el que tomamos prestado como titular. No hubo mejor unión con los vinos de la Bodega Descalzos Viejos que la brisa fresca del jazz flamenco de Antonio Lizana, la fórmula infalible de Gabacho Maroconnection y el “maletín” viajero de Dj Jazoo

Por Flavio Salesi
          Fotos: Luis Alvarado

Hay muchas maneras de seducir. Algunas de las más poderosas se convocaron el viernes 24 de julio bajo la mirada atenta de la luna y de Ronda en la Bodega Descalzos Viejos, antiguo monasterio trinitario del siglo XVI restaurado hacia finales del año 2000. Sus vinos, la “música de la tierra” y una  temperatura nocturna ideal se aliaron esa noche.


El joven saxofonista y cantaor Antonio Lizana calificó de valiente la apuesta del productor Jesús Gonzalo. Posiblemente sólo él tenía claro lo que iba a deparar esa noche. Habían no pocas dudas de que tuviera el éxito de convocatoria de la edición del año pasado, que contaba con la destacada presencia de Chano Domínguez. Nada más lejos de lo que finalmente ocurrió.



Pocos podían adivinar el impacto que el grupo de seis músicos y bailaor del isleño (San Fernando, Cádiz) Antonio Lizana causaría. El joven músico es por méritos propios internacional, recién llegado a Ronda desde el festival de jazz de Bohemia, en República Checa, ya había recibido un Grammy al mejor disco de jazz Latino por participar en la grabación en Nueva York con la Latin Jazz Orchestra de Arturo O`Farrill en el trabajo The Offense of drum.



Lizana desplegó todo el encanto de una personalidad comunicativa y de una música que ya venía recogida en dos discos, De Viento y Quimeras del Mar, en los que incorpora elementos renovados, sobre todo en cuanto a letras positivas y apertura a otros géneros actuales y viejos del flamenco, en el terreno ya veterano en el que este género de raíz andaluza se cruza con el jazz.

El buen sabor de boca que dejó fue tal que sólo un grupo como Gabacho Maroconnection podía seguir a ese nivel de compenetración y de seducción. El grupo franco-hispano-marroquí, con apenas tres años de existencia, ha recogido en todo este tiempo las mejores críticas de prensa y público además de recorrer este año los 5 continentes.




La fórmula infalible de su éxito es presentar una música de amplio espectro que invita a viajar en la geografía e incita al baile. Basta con ver a ocho músicos con innumerables instrumentos de percusión afromagrebíes cantando y desarrollando sencillas coreografías espontáneas para percatarse de ello. Su directo es arrebatador y fiel a su excelente disco Bissara.

La clave de su éxito está en un esquema preciso, descriptivo y cambiante de jazz fusión (Zawinul, Avishai Cohen, Orchestre National de Barbés y un largo etcétera), música bereber y aperturas al Caribe cubano y jamaicano.

Ambos grupos coincidían por vez primera sobre un escenario. Inolvidable la participación de Antonio Lizana, que lejos de colaborar en un tema se incorporó a la formación de Gabacho Maroconnection desde el comienzo hasta el final. El resto lo puso la estupenda amenización musical de Dj Jazoo, biblioteca andante del planeta jazz-world, el exuberante paisaje, los vinos y un público entregado.

Una fiesta para los sentidos y un espectáculo para el recuerdo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario