INICIO

24 abril 2015

PEDRO CORTEJOSA- OCHO




PEDRO CORTEJOSA
OCHO 

Pedro Cortejosa (saxos), Carlos Pino (guitarra), Juan Galiardo (piano y teclados), Paco Perera (contrabajo), David León (batería y percusión). 
Conceder la relevancia a Pedro Cortejosa en todo lo que ha sucedido en el jazz andaluz en los últimos años -y ya desde antes, cuando todo estaba más atomizado- es hacer justicia. Por encima de esa presencia focalizada en distintos proyectos, acaso sea su personalidad creativa, inquieta e insaciable, lo que hace de él una figura fundamental y le coloca, pese a su veteranía, en la cabeza de las ideas más nutritivas y avanzadas. 

Incluso para los que creemos saber de lo que es capaz, basta los primeros compases de este disco para desmontar cualquier pretensión preconcebida. “Ocho” es un trabajo exquisito. Y cuando se usa este adjetivo se hace con todas las consecuencias. Es jazz y no es jazz. Es refinación, diría que por encima de todo es destilación de sus trabajos previos y al mismo tiempo da un paso más allá. El cuidado por el detalle, el color instrumental que ha conseguido y esas cadencias envolventes y sugestivas. Y luego, además de ese elemento formal, está la construcción de un estilo con filtraciones del sonido Blue Note.
Foto con Ocho
El grupo de Pedro Cortejosa en “OCHO”, con Paco Perera, David León, Jorge Moreno (Blue Asteroid Records), Pedro Cortejosa, Carlos Pino y Juan Galiardo
Para llegar hasta aquí, haciendo un poco esa labor que nos obliga una profesión hecha más de microscopio que de telescopio, el saxofonista gaditano ha tenido experiencias previas que diría le han conducido, igual de manera puramente intuitiva, a la construcción de este interesante resulrado. Entre el cuarteto acústico y el trío eléctrico de saxo en Simetrías, el músico recupera el formato de quinteto con saxo y guitarraEl esclarecedor título Song Book Trío, en el citado Simetrías, no sólo fue el inicio de una fructífera alianza que sigue en Corleone con el versátil, imaginativo y musculoso baterista y percusionista ceutí David León, también se significó en las melodías un mensaje de canción y en el sonido una búsqueda por la hibridación acústica y eléctrica. Dos conceptos que aquí se presentan de manera más naturalizada e intensa en el emparejamiento de Juan Galiardo y Carlos Pino, reforzado por el sutil y acústico cuerpo terreno de Paco Perera en el contrabajo.
Los números son más que cifras que se amontonan, los números esconden relaciones no visibles…Eso es ”OCHO”, un número que empieza y termina en “O”… Otra Simetría colgada de un amuleto con agujeros ondulantes que al cruzarse hacen un “OCHO”. Una síntesis y un paso nuevo del mejor Cortejosa. Blues, jazz y pop mezclados en su justa medida de sofisticación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario