INICIO

09 marzo 2015

MIGUEL ZENON Está Plena

Miguel Zenón
ESTA PLENA
Miguel Zenón (sa, voc), Luis Perdomo (p), Hans Glawischnig (b), Henry Cole (bat), Héctor Tito Matos Obanilu Allende, Juan Gutierrez (voc, perc) 
Marsalis Music 2009

Su despegue en la exigente escena neoyorquina contó con periodo formativo previo en la Berklee de Boston, donde pudo adquirir los recursos con los que poder sintetizar tradiciones caribeñas, insuflar a su música un aliento de espiritualidad y vertebrar estos elementos desde el lenguaje del jazz. El puertoriqueño ha conseguido edificar, distinguiéndose, un estilo que respira y late  las esencias latinas sin retórica ni exhibicionismos, desde una espiritualidad y polirritmia  mestizas.

Ceremonial significó un salto importante en su corta carrera tras el apoyo recibido por Branford Marsalis para formar parte con esta producción del sello discográfico que lleva la firma de esta célebre familia. El convincente y tenso debut de Looking Forward (Fresh Sound New Talent, 2001), tuvo la colaboración de David Sánchez, otro saxofonista de raíz caribeña de cuyos grupos ha formado parte.



Su despegue en la exigente escena neoyorquina contó con periodo formativo previo en la Berklee de Boston, donde pudo adquirir los recursos con los que poder sintetizar tradiciones caribeñas e insuflar a su música un aliento de espiritualidad jazzística


Está plena es el fruto de la beca Guggenheim para composición recibida en 2008. El título de este quinto trabajo centra su temática alrededor del ritmo puertorriqueño típico con ese nombre. Sin citar a Paquito D’Rivera (referente afrocaribeño de este instrumento), empujado más bien por una lógica expositiva conectada a Steve Coleman y un tratamiento inconformista del mestizaje emanado de David Sánchez, Miguel Zenón (saxo de fraseo vertiginoso y puntillista, de líneas nítidas y timbre esmaltado) bucea más que nunca en su particular síntesis de tradiciones y  ancestros.

La confrontación exuberante y precisa entre melodiosidad y ritmo define una propuesta donde los espacios sublimados por las escaladas del líder y los cantos de rito se unen a momentos de bolero aristocrático (el exquisito Luis Perdomo), en un siempre riguroso sentido de la polirritmia aquí enfatizado con  percusiones. 

Giros temáticos inesperados, admirables unísonos piano-saxo, una sólida y fluida estructura y unos imaginativos finales nos descubren un sonido muy evolucionado desde aquél estupendo Looking Forward (2001). 



No hay comentarios:

Publicar un comentario