INICIO

13 enero 2015

CINE- BIRDMAN (o La inesperada virtud de la ignorancia)

BIRDMAN 

(o la inesperada virtud de la ignorancia)

Título original: "Birdman or (The Unexpected Virtue of the Ignorance)"
Año: 2014, EEUU
Director: Alejandro González Iñárritu
Reparto: Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts, Andrea Riseborough, Amy Ryan, Merritt Wever, Joel Garland, Natalie Gold, Clark Middleton, Bill Camp



TAMBORES ENTRE LA REALIDAD Y EL DESEO

El cartel, una figura alada fantástica sobre la cabeza del protagonista en posición de sometimiento, ilustra bien de lo que trata esta muy especial película del cineasta mexicano afincado en Los Ángeles. Llama poderosamente la atención descubrir que es una batería sin acompañamiento quien abre la última película de Alejandro González Iñárritu

En un primer momento, produciendo la música un cifrado de sincronización con las imágenes, el habla y las situaciones, podría pensarse que se trata de Dan Weiss, otro portento de la batería que traduce en ella el toque de tablas indias, del que hemos podido escuchar sus interpretaciones en vídeo de subastas y también de diálogos de películas, perfilando con precisión y velocidad asombrosas desde los tambores la entonación y pulso acelerado de los diálogos (Glenglarry Glennross en su disco Timshel). Así que era cuestión de esperar…Tenía que ser otro gran creador mexicano del mundo de la música el que pusiera en pie esta banda sonora no carente de polémica, pues salvando algunos fragmentos de Mahler, Ravel, Tchaikovsky, Rachmaninov o el contemporáneo John Adams en los espacios de respiración contenida, son los ritmos y el empuje de la percusión los que acompañan al trepidante y continuo discurrir del film.

 
Antonio Sánchez

Cualquier aficionado al cine y al jazz sentirá un respingón con las primeras notas de la batería. Pero no se engañen, no son éstos los tiempos de Ascensor para el Cadalso. La temperatura y discurso acelerado del film tiene un excelente medio de expresión sonora de las imágenes en las baquetas del músico, mantiene un pulso firme, sincronizado, detallista y tenso, sin perder recreaciones descriptivas y de volumen. Antonio Sánchez (México DF, 1971) es conocido en el mundo del jazz, sobre todo, por formar parte de los grupos de Pat Metheny y Joshua Redman. Forma parte, pues, de la élite de esta música, aunque guste en sus proyectos, residiendo en Nueva York, de indagar fórmulas más alejadas de lo reconocible en sus colaboraciones.
Birdman_trailer

Alejandro González Iñárritu (Amores perros21 gramosBabel) presenta una película despojada de una estructura argumental capitular, de cierta retórica melodramática basada en historias cruzadas y la intención trascendentalista como moraleja que caracterizaba a sus películas anteriores. Eso sí, toma de Raymond Carver (¿recuerdan Short Cuts de Robert Altman?) el relato De qué hablamos cuando hablamos de amor para construir una historia de redención de un actor famoso cuya carrera está condicionada al éxito de una serie dedicada a un personaje de ficción: Birdman.

 Es aquí donde el cineasta confronta realidad con ficción, de ahí el cartel y la imagen que sobrevuela su mente, y sitúa al personaje ante la tesitura de despegarse de la huella de éxito de su pasado como superhéroe (Michael Keaton hizo de Batman en dos ocasiones) o entregarse al arte y a la creación como director, actor y dramaturgo para una obra de teatro: paralelismo con El Crepúsculo de los dioses de Wilder, tal vez por reivindicación a través del teatro, el cambio u ocaso entre la interpretación actorial y la recreación digital, respecto al cine mudo y el sonoro de aquella obra maestra en blanco y negro.
Frente a ese dilema, el fracaso o el éxito pasado, en tono de humor a veces negro o trágico, otras delirante y apasionado, Iñárritu hace uso de un falso plano secuencia continuo, cuestión que, a nuestro entender, queda perfectamente descrito por la dimensión percusiva de un talento de la batería como Antonio Sánchez.                                     
Por descontado, tratándose de un Iñárritu desconocido, que se ha liberado incluso de sus tópicos de estilo para hacerse más veraz y sencillo, con lo difícil que resulta hacer que las cosas parezcan sencillas, recomendamos esta película. Una obra que se sitúa y define los tiempos que vivimos, en los que el descreimiento y la huida de la realidad, esperando tal vez un superhéroe o un objeto nuevo de consumo, se han convertido en moneda de cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario