INICIO

17 noviembre 2014

LOUIS SCLAVIS QUARTET-Silk and Salt Melodies

Louis Sclavis Quartet

Silk and salt melodies

Louis Sclavis (clb, cl), Benjamin Moussay (p, Fender, tecl.), Gilles Coronado (elc. g), Keyvan Chemirani (perc). 
Marzo de 2014, Pernes-les-Fontaines, Francia. 
ECM Records 

El viaje iniciado en quinteto en Lost on the way, inspirado en las rutas por el sur de Italia que Ulises bordearía en su Odisea, continuado en un trío aquí contenido en su anterior Sources, se extiende y detiene en esta orilla que es Silk and Salt Melodies. Elije el músico francés un término medio entre el quinteto y el trío, dotando de percusión y no batería a este nuevo grupo. Fiel a su infatigable búsqueda de nuevas sonoridades mixtas acústico-eléctricas en conjuntos de cámara desde aquellos finales de los 80, Sclavis sostiene su actual discurso sobre piano-Fender (Benjamin Moussay) y guitarra eléctrica (Gilles Coronado), añadiendo en este proyecto percusión de raíz persa (Keyvan Chemirani).

Entre la seda y la sal, compendio de otras orillas de Sclavis, trazado en el mapa sin rumbo fijo, es éste un trabajo que persiguiendo otro destino recala en una hermosa playa de la misma isla

Pretende con este conjunto de cuatro elementos contrapesar rítmicamente sin batería la dimensión armónica y el intenso pulso cruzado -acústico y eléctrico- de teclados y guitarra, poderosas patas instrumentales amplificadas. También acercarlo, manteniendo ese punto discordante con lo eléctrico y el rock, a un sonido más terrenal y descriptivo gracias a darbukas, panderos, cántaros y otros instrumentos del Magreb. Aunque su posición, matizada en micrófonos, queda por momentos absorbida (L`homme sud) o apartada del encuadre (primera mitad de Dance for hourses),la percusión resiste el volumen y tensión (ebullición eléctrica de Cortège y Dust and Dogs) del llamado Atlas Trio para Sources.

Como es harto difícil no descubrir parajes reveladores y bellos en el músico francés, nos quedamos con el ramillete de unísonos marca de la casa y el ritmo aflamencado de Cortège, la brisa melódica marina de Sel et soie y el dúo piano-clarinete en Des feux lointains, que parece perfilarse sobre el cantar de unos pájaros que Messiaen ya dibujó en su “catálogo”.

El disco empieza con Le Parfum de L´exil, un título que señala una salida poética. La ruta perdida que alcanzó a trazar en Lost on the way y que continuó en Sources con nuevas naves encalla en Silk and The Salt Melodies. Entre la seda y la sal, compendio de otras orillas de Sclavis, trazado en el mapa sin rumbo fijo, es éste un trabajo que persiguiendo otro destino recala en una hermosa playa de la misma isla



No hay comentarios:

Publicar un comentario