INICIO

22 abril 2013

JON HASSELL Oráculo de la medina global (Power Spot)

JON HASSELL               POWER SPOT

Oráculo de la medina global


Desde sus inicios, la carrera de Jon Hassell, influyente compositor y trompetista norteamericano, ha ido dejando un rasgo de modernidad inquebrantable en distintas áreas de la creación contemporánea, incluido el jazz. Power Spot fue durante mucho tiempo una isla en el catálogo de ECM. Sólo pasado cierto tiempo vería extender sus frutos en la escena escandinava que une improvisación y electrónica
Vinculado desde la década de 1960 a la vanguardia europea (fue alumno de Stockhausen) y la americana de Terry Riley (pionero minimalista estudioso como él de la música de la India bajo el magisterio de Pandit Pran Nath) y de la de Robert Ashley (debutó en 1977 en el sello de éste, Lovely Music, con Vernal Equinox), delimitado por un instrumento de larga tradición en el jazz (Miles Davis y su estilo vaporoso y expansivo, tratato con electrónica), atraído por patrones percusivos de Asia y África (con el grupo guineano Farafina grabó en 1988 una de sus obras más perdurables, Flash of the Spirit, y diez años antes coincidió con Naná Vasconcelos en Earthquake Island) e inmerso en la formulación del ambient seminal de Brian Eno, Hassell elaboraría con él un estilo que dieron en llamar “Fourth World”.

David Byrne lo definiría como música de una civilización imaginaria, y que consitía en elaborar un conglomerado de texturas ingrávidas y muestras paisajísticas, tiempos repetitivos y melodías orientales, improvisación y tecnología analógica.


Brian Eno & Jon Hassell

El volumen fundacional del "Fourth World" fue Posible Musics (Editions EG, 1980), luego ampliado en Dream Theory in Malaya (Editions EG, 1981), ambos trabajos exploraban el campo de visión etéreo y móvil de la ambient serie de Eno y anticipaban la intimidad atmosférica teñida de motivos exóticos de Aka-Darbari-Java / Magic Realism (Editions EG, 1983) y The Surgeon of the Nightsky Restores Dead Things by the Power of Sound (Intuition, 1987). En 1988 entrega una de sus obras más perdurables y sugestivas, Flash of the Spirit (escuchar vídeo), con el grupo de percusión y voces originarios de Burkina Faso Farafina, acaso punto cumbre de este término de fusión llamado "Fourth World".

Brian Eno


Power Spot (grabado entre 1983 y 1984 en Ontario en los estudios de Daniel Lanois, producido por éste y Brian Eno y publicado definitivamente en ECM en 1986: proceso largo de elaboración que recuerda al de My Life in the Bush of Goshts de Eno/Byrne) fue la primera producción “electrónica” de un sello como el alemán con predilección acústica aunque interesado en un tratamiento espaciado del sonido y también, por aquel entonces, en técnicas de sobreexposición instrumental. Situado en territorio de nadie, como su autor, este trabajo ha marcado mucho tiempo después grabaciones tan definitorias de un fenómeno que tuvo que esperar en su catálogo hasta la llegada de Khmer (1997), de Nils Peter Molvaer, y por extensión generacional y geográfica cierta estética -pasajera- de sellos nórdicos como Jazzland Recordings y Runegrammophone.



En perspectiva, tras lo anteriormente apuntado y a diferencia de la obra más diversificada en disciplinas de Eno, Power Spot sirve para Hassell de eje creativo (entre lo anterior y posterior a él) en la década más fértil y definitoria de su carrera, la de los 80. La nomina de ocho músicos aquí reunida, sobre un núcleo de cuatro-cinco, incluye a Michael Brook (guitarrista que ya había participado con Eno y Lanois en Hybrid) y Richard Horowitz (especialista en música marroquí, productor de Nonesuch y colaborador esporádico de Steve Lacy y Anthony Braxton en los 70, aquí a los teclados), nombres decisivos en las tres últimas décadas para el desarrollo de este género híbrido de herramientas tecnológicas, músicas del mundo e improvisación.





Jon Hassell (tp), Miguel Frasconi (fl), Richard Horowitz (tec), Jean-Philippe Rykiel (tecl), Michael Brook (g), Brian Eno (b), Richard and Paul Armin (cuerdas electroacústicas), J. A. Deane (perc, fl-alta).
Ontario (Canadá), octubre de 1983 y diciembre de 1984. 
ECM 1327


 El disco se abre con el tema del que toma título y el timbre espectral de Hassell surge con una fuerza expansiva sobre la que va perfilando líneas serpenteantes. La estructura se conforma sobre los juegos de planos superpuestos, algo consubstancial a la técnica ambiental. Pero no se trata sólo de capas de sonido planeadoras sino de un intrincado estudio de efectos, melodía y contundentes polirritmias. Materiales etéreos y terrenales, entre líneas de bajo tubulares y teclados que dibujan motivos circulares, sirven de respiración a una trompeta que amplía sus registros desfigurando su univocidad. 

Esos destellos fugaces y sus sinuosas líneas orientales recorren este mapa de accidentes corpóreos y fluidos acuosos hecho de instrumentos electrónicos analógicos (efectos de ecos, sintetizadores y bases programadas) pero también de flautas, cuerdas y percusión acústica. Un escenario evocativo, al mismo tiempo ancestral y futurista, enmarcado, de principio a fin,  por la arrebatadora energía de Power Spot y la sensualidad gaseosa de Air.   


Dos décadas más tarde, Hassell reuniría en Maarifa Street una fórmula claramente revisionista de los principios fundacionales del Fourth World con mayor énfasis improvisatorio y en un esquema instrumental jazzístico para un planteamiento en directo (conciertos en París, Milán con Paolo Fresu y Los Ángeles). Teniendo en cuenta que en gran media este tipo de enfoque experimental (de Brian Eno) partía de un trabajo de producción en estudio, Maarifa Street Magic Realism 2 (Label Bleu, 2005) recoge la complejidad de matices de un sonido que se difunde abarcando el espacio y que une voluptuosidad y materia, instrumentos electrónicos y acústicos sin que se noten distintos niveles de intervención. 

Extendiendo esta experiencia a través de reminiscencias del Miles eléctrico de principios de los 70 (en una lectura más brumosa cercana a Bill Laswell) se construye Last Night the Moon Came Dropping its Clothes in the Street (ECM, 2009), donde de nuevo el planteamiento reúne grabaciones de estudio y directos a modo de suite sobre una extensa plantilla -partida en dos secciones- en la que destaca el violín de M´Kachiche (sustituyendo al oud de Dhafer Youssef en Maarifa...) y los músicos noruegos Eivind Aarset y Jan Bang. Los velos suspendidos y las dinámicas lentas (por cuyo equilibrio sostenido habría casi que encuadrarlo en el género ambient) se cruzan con indolencia entre líneas de bajo dub-funk y rítmica evanescente.


Jan Bang y Jon Hassell
Las diferencias entre esta obra reciente con la que regresó a ECM y la que nos ocupa - en favor de ésta- no se deben al desfase tecnológico o al hecho apuntado de una disposición aditiva en capas -aún presente- sino al engranaje conseguido por la interacción de elementos. El discurrir de motivos gaseosos en perfecto ensamblaje con los industriales y telúricos hace de Power Spot una obra destacada en el catálogo del autor y del sello.





No hay comentarios:

Publicar un comentario