INICIO

23 enero 2013

KEITH JARRETT- Hymns/Spheres (reedición)


KEITH JARRETT


HYMNS/SPHERES
Keith Jarrett (órgano barroco Karl Joseph Riepp)
Abadía benedictina de Ottobeuren, Alemania, septiembre de 1976 
ECM 

Hemisferios de creación

A lo largo y ancho de la década de los años 70, ECM propició espacios de creatividad que han pasado a la historia y cuya influencia aún se deja sentir. Keith Jarrett, a fin de cuentas un pianista con dotes superlativas situado hasta entonces en una vertiente renovadora de la tradición del jazz, se asomaba a parajes insospechados para cualquier músico. El asombroso legado de aquella época, sostenido tanto en una inusual capacidad productiva extensible a otros ámbitos estéticos como en su cualidad como instrumentista múltiple, se significaba en dos ideas fundamentales ampliamente desarrolladas por Jarrett: invención y creación a partes iguales.



Hymns/ Spheres es posiblemente una de las experiencias más autistas (entiéndase por singular, puntual y callada) de su ingente producción de los setenta, entre la desarrollada por los cuartetos americano y nórdico y en solitario (Sun Bear Concerts). Manfred Eicher le facilita experiencias (nuevas gramáticas) en las que el músico se significa no ya sólo a través del instrumento elegido y una construcción improvisada, sino en un acto creativo que sucede en un espacio concreto.


La técnica desarrollada en un órgano, instrumento que nació con las catedrales góticas para elevar y llenar de espiritualidad esos grandes espacios con sus alturas, nada tienen que ver con la de un piano

Con esta entrega de un improvisador inagotable como Jarrett en una faceta única frente al órgano de una abadía, vuelve a acertar la política comercial del sello alemán rescatando momentos de gran singularidad estética que se han materializado, como veremos, en ámbitos musicales muy distintos del origen. Como obra adelantada a su tiempo, la percepción que se tuvo de ella en su momento no estaba preparada para asimilar un contenido tan fecundo que hoy, ya en perspectiva, podemos ir desmenuzando. Críticos de música clásica - con órgano de por medio, es lo que parecía más lógico entonces- asociaron esta aventura con autores contemporáneos como Ligeti y Messiaen, sin tener en la cuenta que se trataba de sesiones basadas en música de creación libre y no en sesudas páginas.

                                  órgano barroco Karl Joseph Riepp

La técnica desarrollada en un órgano, instrumento que nació con las catedrales góticas para elevar y llenar de espiritualidad esos grandes espacios con sus alturas, nada tienen que ver con la de un piano: teclados, pulsación, pedales, válvulas, tubos... pide otro virtuosismo, otra gramática. Lo que significa que aunque el estilo de Jarrett sea reconocible desde el primer corte en sus giros, repeticiones y naturaleza melódica, la materia del sonido y su discurso imponen un ámbito distinto. Concisos, los títulos que definen a estos dos discos incorporan su eje semántico al contenido.




Este trabajo no es una obra maestra, es sencillamente algo único e irrepetible, algo sin parangón respecto a la creación del momento y del propio autor. Fuera de la academia, del jazz, del rock y ajeno a la música electrónica de sintetizadores de los 70`s

Este trabajo no es una obra maestra, es sencillamente algo único e irrepetible, algo sin parangón respecto a la creación del momento y del propio autor. Fuera de la academia, del jazz, del rock y ajena a la música electrónica de sintetizadores. Pero por otro lado, como obra visionaria, abarca todo eso y más. La escena minimalista (aunque sólo In C nos lo parezca) con acercamientos orientales tenía en Terry Riley a su principal representante, que ya desde principios de los 70, partiendo de A rainbow in a curve air, se había centrado en trasladar la música de la India a teclados eléctricos y voz en planos hipnóticos a modo de oración. El resultado sintetizaba la frondosidad y serenidad de las ragas indias en un discurso tupido de motivos y a la vez sereno (Spheres 7º movement).

Brian Eno había seguido de cerca los avances de los minimalistas y también del rock sinfónico más bucólico. Como inglés había asimilado la rica polifonía coral y de órgano que subyace en la tradición musical del país. Su serie Music for Airports abre un cauce de expresión a la ambient music a través de planos etéreos superpuestos y en movimiento continuo que aún se explota (Spheres 1º, y 8º-9º). La música sacra es génesis y expresión del órgano como instrumento. Ornamentación recargada y barroca, solemnidad religiosa, Bach y Buxtehude, también el Ligeti insidioso (Spheres 5º, ). 

Hymn of Remembrance abre el doble disco con acordes reconocibles del autor que podemos encontrar en el Köln Concert, dentro de un enfoque que toma de la liturgia protestante los cantos de pregunta y respuesta. Lo cierra otro tema con nombre propio, Hymn of Release, con el que Jarrett parece querer devolver con su característico sentido hímnico, en ese círculo o esfera vinculante, la respiración sacra y barroca que encierra un instrumento construido por Karl Joseph Riepp en el siglo XVIII.

Una llamada íntima al futuro con un instrumento del pasado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario