INICIO

01 abril 2012

SAMUEL BLASER QUARTET- Boundless & As the sea (hatOLOGY)


                   SUITE ILIMITADA



Samuel Blaser 
BOUNDLESS
Samuel Blaser (tb), Marc Ducret (g), Bänz Oester (b), Gerald Cleaver (bat). Lausana 7, 8 y 9 de octubre de 2010. hatOLOGY 


Decíamos en Consort In Motion que el formato más visitado por el trombonista era el cuarteto con guitarra desde aquél 7th Heaven (2008, Between the lines) con el que sorprendió con esta plantilla y le reconocimos entre la vanguardia neoyorquina, aunque el suizo resida en Berlín. Consecuencia de ello y la consolidación de colaboradores como Tyshawn Sorey, Thomas Morgan pero sobre todo Gerald Cleaver (rotando en el puesto de guitarristas Scott Dubois, Todd Neufeld y ahora Marc Ducret) llegaría Pieces of Old Sky (2009) en Clean Feed. Aquí nos encontramos con uno ya formalizado como tal y anunciando segundo disco, As the sea, para este año y en esta misma discográfrica, concentrada últimamente en proyectos locales y siempre atenta a los registros en directo que tengan lugar por la geografía alpina. 





(izda-dcha) Bänz Oester, Marc Ducret, Gerald Cleaver,  Samuel Blaser

Boundless se nutre de la improvisación y las formas abiertas en un plano general rico en matices y pasajes a lo largo de cuatro largos desarrollos. Si decíamos que el trombón de Blaser goza de una amplísima paleta cromática y multifónica que se extiende en glissandi interminables que suben y descienden a las profundidades, confiriéndole ese poder evocativo (pensamos en la articulación de Mangelsdorff, sí, pero también en los sobreagudos de Yves Robert y el cuerpo gaseoso que emite Roswell Rudd en los registros graves) en perfecta conjunción con la bizarría compulsiva de Ducret, el toque exuberante y en planos de Cleaver y el nervio preciso de Oester es lo que determina la frescura de este disco respecto a los anteriores, al tiempo que lo distingue del tono hondo y elegíaco de Consort in Motion. 

Estimulante resulta lo homogénea que se presenta una estructura en forma de suite basada en dinámicas y focos de atención que colisionan (parte 1), se dispersan (parte 2) y distribuyen como entes aparentemente autónomos desde la creación espontánea. Ducret enreda el discurso (parte 3) mientras el bajo opera con estacatos con arco haciendo crecer una tensión que sólo sigue subiendo con la incorporación, rozando lo terrenal, de la batería y al final del trombón, que se funde con la guitarra en el aire dibujando ambos líneas en vibrato superpuestas, uno de los mejores momentos. 

La fisicidad de los espacios anteriores deja margen a la figuración melódica (parte 4) entendida siempre desde el inconformismo de líneas y giros, los aristados de la guitarra que hacen explotar el grupo. Si en el interesante Pieces of Old Sky, que hay que recuperar, la articulación era más fluida y sutil, Boundless presenta un enunciado orgánico desde un brillante ejercicio de improvisación libre.




Samuel Blaser Quartet
As the Sea
Samuel Blaser (tb), Marc Ducret (g), Bänz Oester (b), Gerald Cleaver (bat). 
hatOLOGY 2013
Hnita-Jazz Club, heist Op Den Berg, Bélgica, 5 y 6 de noviembre de 2011

Las fotos elegidas por el histórico sello suizo para cada entrega encierran un mensaje alegórico que atrapa al puramente musical. Un reloj en un paseo marítimo, frente al mar, no como un faro de luz sino de tiempo.

Desde aquél debut en 7th Heaven (2008, Between the lines), el cuarteto con guitarra con el que el joven trombonista suizo sorprendió desde la escena neoyorquina (siendo europeo) ha sido, salvo la sustitución por piano en su otro gran grupo Consort in Motion, el formato que más ha frecuentado. 



Establecer la residencia en Berlín en 2009 le sirvió para re-configurar este cuarteto, cuyos registros en directo, publicados por la discográfica suiza hatOLOGY, permiten apreciar un enfoque más robusto y tenso que el sutil, fluido y cromático Pieces of Old Sky (Clean Feed, 2009). El primero de ellos, Boundless, se grabó en 2010 durante su primera gira. Otro concierto un año después ha dado lugar a este segundo, en el que aún podemos disfrutar de un colaborador transatlántico hipersolicitado como Gerald Cleaver, cuyas facultades únicas se reparten en los proyectos más destacados de la creación actual, poniendo en peligro su continuidad en éste.

As the Sea, como Boundless, se nutre -aunque no dimensiona como éste- de la creación instantánea y las formas abiertas. El discurso se extiende, nuevamente, a lo largo de cuatro largos desarrollos que funcionan como entes autónomos en cuanto a temática, pese a que se perciba en sus finales y principios un canal de expresión subterráneo.

Los ambientes y velos tornasolados inspirados en la transición que une al Renacimiento con el Barroco, la narrativa madrigalista y modos de improvisación que potencian la creación de texturas, recursos de los que gusta usar Blaser, redundan en una frondosidad sombría y esquiva a la vez, enardecida por las aristas dialécticas que promueve Ducret y apuntalada por bajo y batería. El suizo proviene del mundo académico, de ahí su interés por la recreación de formas antiguas y el esquema “tema con variación”. Mientras que el guitarrista francés, autodidacta, proyecta un mundo sónico de difícil catalogación por su bizarra audacia: entre rock, noise y música contemporánea.

Ambos confluyen en una intensidad cruzada y una ornamentación recargada en torno a la distorsión figurativa (multifónicos uno, pedales el otro), dejando espacios a trío que los dos lideran por separado. El toque exuberante y apagado, en palpitantes planos de sujeción, de Cleaver y el toque fibroso y tenso de Oester apoyan una estructura de empuje constante, con mayor peso compositivo y por tanto con un mensaje más concentrado y menos sorpresivo. Un directo que atrapa pero que deja con más aliento que Boundless.

La música surge desde el ruido y se expande sin mirar hacia atrás. Como el mar. 

Samuel Balser/ Paul Motian: Consort in Motion
Samuel Blaser Quartet: Pieces of old Sky


Boundless Suite, part IV-I




No hay comentarios:

Publicar un comentario