INICIO

28 octubre 2011

FARMERS BY NATURE. Gerald Cleaver, William Parker, Craig Taborn


Craig Taborn (piano),William Parker (contrabajo) Gerald Cleaver (batería)
Out Of This World`s Distorsions Grow Aspens and other Beautiful Things
AUM Fidelity

Resulta bastante esclarecedor ver la reacción del público que asistió al concierto que sirvió de primera (foto inferior) toma de contacto discográfica Farmers by Nature, nombre que hace honor a la belleza de su música. La repuesta, tras esas notas que se desvanecen en el aire como nubes que pasan tras haber descargado, era de un  impacto tan profundo que costaba arrancar con aplausos. Así, tema a tema en este disco, el mensaje acababa absorbiéndote como en un ritual de iniciación.

Este grupo  conecta la modernidad de su discurso con lo ancestral y cierto panafricanismo del free más espiritual. El mensaje acababa absorbiéndote como en un rito de iniciación


Farmers by Nature es sin lugar a dudas uno de esos contados tríos que pueden ofrecer una experiencia única y plena y a la vez abrir nuevas vías de expresión estética. Es, más que un trío, una comunión de mentes y sensibilidades que funcionan como un solo organismo: “una unidad”. Este grupo  conecta la modernidad de su discurso con lo ancestral y cierto panafricanismo del free más espiritual.

Fuera del escenario, en otro mundo que está en éste, en el estudio de grabación, la música (con dedicatoria a Fred Anderson) presenta perfiles distintos a su primer disco, más meditativos en algunos momentos, más estructurados en otros, de preclaras colisiones si bien los puntos clave antes apuntados de materia, fluido e intensidad siguen siendo los principios motores de una música que pretende despegarse de los límites que la sustantivan para abrazar con fuerza el hecho de cultivar sonidos.


Craig Taborn, William Parker, Gerald Cleaver: Farmers by nature

Poco importa aquí la forma y se diría que tampoco el intelecto. Es tal la capacidad de arrebatar los sentidos que te olvidas del cerebro. En desarrollos que superan los 8 minutos y uno llega hasta los 18, durante 6 cortes, maravilla comprobar, desde el primer instante, la solidez de expresión colectiva del trío, cómo la creación surge y se va de un lugar a otro sin pasar por aduanas inútiles, y quizá la prueba más descriptiva aunque no definitiva de su canal expresivo sea la pieza última: Mud, Mapped. Y sí, Taborn está llamado a indicar el camino del piano, pero no es sólo él el que empuja sino los tres, creando arquitectura monumental desde el mismo suelo. 


La música se construye en desarrollos largos en los que maravilla comprobar, desde el primer instante, la solidez de expresión colectiva del trío, cómo la creación surge y se va de un lugar a otro sin pasar por aduanas inútiles

William Parker es si cabe el más espiritual y lírico en su particular culto de un arco esquivo de cánticos desposeídos y robustos nudos de contrapeso, ofrece más que lo que cabría esperar en su posición como vehiculador rítmico (pobre definición) y además, como sus acompañantes, goza de total libertad para expresarse sin que sus gestos surjan sin un aparente sentido: se contextualiza en el paisaje que los tres emiten. La fisicidad de Cleaver se multiplica en varias direcciones, una de las más interesantes es dar esa sensación de trabajar sobre la tierra, adornando de materia figurativa los esquemas métricos. 

Taborn otra vez…Ahora entendemos algunas apreciaciones sobre los tiempos sostenidos que sucedían en Avenging Angel. En esta grabación  digamos que la frondosidad, volviendo al mundo de la naturaleza, se inclina menos por la exuberancia veloz y atonal de Cecil Taylor que podíamos ver en el concierto registrado para surgir con alteraciones repetitivas, construcciones en paralelo y una pulsación más expansiva en muy concretos momentos de lirismo disonante, siempre canalizando su estímulo con una inventiva fuera de lo común y distribuyendo la energía sin desbordamientos pero con esa fuerza incontenible que arrasa con todo. 

Ningún espacio yermo encontraremos en un tratamiento tan fértil, musculoso y flexible en esta auténtica fuerza de la naturaleza, selva de color, nervio e inteligencia sin fin. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario